El cultivo intensivo del olivar

 

El objetivo del cultivo intensivo es obtener la máxima producción del olivar. Podemos encontrar dos variantes: El cultivo intensivo y el superintensivo.
Para ello emplea técnicas que en muchos casos son muy agresivas con el medio, tanto desde el punto de vista de contaminación como de impacto ambiental en general.
Para estos tipos de cultivo no existen normativas específicas, aunque deben respetar las generales sobre los productos y su aplicación.

 


Se han realizado estudios de productividad de las diferentes modalidades, así como sistemas de explotación aplicables a este tipo de cultivo.

 

 

Volver a la Web Quest Volver a la presentación
Volver al proyecto Volver a las actividades propuestas